Dolor en la espalda media derecha: ¿Cómo aliviarlo?

¿Tienes dolor en la espalda media derecha? ¿Por qué se está produciendo? ¿Y cómo podrías librarte de él para no sufrirlo más?

El dolor de espalda es uno de los principales problemas que sufren todas las personas del mundo y, entre las distintas zonas en las que puedes tener las molestias, la espalda media es la menos frecuente.

Pero eso no significa que el dolor no sea incómodo ni que no haya que ponerle remedio. Te explicamos cómo:

¿Cómo eliminar el dolor de la espalda media derecha?

Lo puedes hacer de distintas formas. Te recomendamos que apliques las soluciones que creas convenientes hasta que hayas conseguido eliminar el dolor de espalda en la zona media derecha.

Si incluso con estas prácticas, siguieras sintiendo dolor, lo mejor sería que acudieras a la consulta de tu médico para obtener un tratamiento con medicación de mayor intensidad.

¿Te gustaría hacerlo en casa?

No todos los días tenemos el privilegio de acudir a un masajista profesional, ya sea por tiempo o por dinero.

Si es tu caso, te animamos a ver esta guía para elegir el mejor masajeador de espalda para ti, una alternativa mucho más económica para disfrutar de un buen masaje relajante en casa a cualquier hora.

Los 10 mejores masajeadores de espalda

Aplica terapia de frío y calor

Es una de las mejores recomendaciones cuando sufres algún tipo de dolor muscular. Le estás dando al cuerpo lo que necesita para reducir inflamación gracias al frío y para mejorar la circulación después.

Haz contrastes de temperatura sin que te sientas incómodo con los niveles de frío o calor.

Descansa

No te sometas a mucho esfuerzo ni seas muy exigente con los movimientos que haces en tu día a día. Tienes que darle espacio a tu espalda para que se recupere y dejes de sentir dolor. Asegúrate de dormir en una postura conveniente y de usar las almohadas de forma correcta.

Pon algún refuerzo en la zona donde tienes dolor. Y, si tu cama tiene el colchón un poco viejo o en mal estado, quizá tengas que buscar un reemplazo. Para comenzar, dale la vuelta, ganarás un poco más de comodidad.

Hazte un masaje

El masaje siempre es la primera y mejor solución que recomendamos. Te recomendamos dos opciones: acudir al servicio de un masajista profesional que ayude específicamente en el dolor que tienes, o usar un buen masajeador que se concentre en la zona donde tienes dolor.

Recuerda que siempre es conveniente que, si usas un masajeador doméstico, lo hagas con modelos recomendados. Los mejores masajeadores pueden proporcionar un nivel de relajación equivalente al que transmiten las manos del mejor de los masajistas.

Junto al masaje puedes utilizar una crema antiinflamatoria que te permita reducir el dolor de la molestia y así encontrarte mejor.

Practica una buena postura

Por mucho que tengas dolor, esto no significa que tengas que mantenerte estático e intentando moverte lo menos posible. En realidad, muchos de estos dolores de espalda se pueden solucionar si te mueves y le das un poco de entrenamiento a tu cuerpo.

Lo mínimo que tienes que hacer es practicar una buena postura para que te puedas encontrar en buen estado y sin dolores.

Analgésicos de venta libre

No conviene que abuses de las medicinas y, ni mucho menos, de aquellas que sean de efecto severo. Si tuvieras mucho dolor y el masaje no ha hecho mucho efecto, lo que te recomendamos es que tomes paracetamol. Pero recuerda que lo mejor es que, si el dolor se mantiene, acudas al médico y consultes con él.

Relájate y reduce tu nivel de estrés

El estrés tiene la responsabilidad de muchos de los dolores que sufres en el cuerpo y, en especial, tu espalda se ve sometida a su presión de forma habitual.

Por ello, tienes que aprender a relajarte y transmitir a tu cuerpo un nivel de tranquilidad que permita relajar los músculos y sentirte más a gusto. Cuando domines tu nivel de estrés, estarás más cerca de evitar problemas como este dolor de espalda.

¿Cuáles son las causas del dolor de espalda media derecha?

A nadie le gusta sufrir este tipo de dolor, pero sufrirlo normalmente es algo que se encuentra más allá de nuestra capacidad de control. Algunas de las causas más habituales por las que puedes llegar a tener este tipo de dolor en tu espalda son las siguientes:

  • Adoptar una mala postura durante demasiado tiempo. Inicialmente puede parecer una molestia leve, pero el dolor aumentará exponencialmente.
  • El envejecimiento y problemas derivados de ello, como la artrosis o la osteoporosis.
  • Que tus nervios espinales se hayan sometido a un nivel de presión demasiado elevado. Esto puede ocurrir cuando sufres una hernia de disco.
  • Por un uso excesivo de los músculos de la zona. Podrías tener una lesión muscular producida por hacer deporte o una distensión muscular que esté generando el dolor de espalda.
  • Que una de tus vértebras se haya fracturado.
  • Enfermedades más serias como la osteoartritis o haber sufrido una infección.
  • Sobrepeso, así como una vida sedentaria.
  • Un tirón sufrido por una situación de estrés o ansiedad que haya empeorado una mala postura.

¿Qué tipo de dolor es el de espalda media derecha?

El nombre que se le da a esta lesión es de dorsalgia. A su vez, este problema puede ser de dos tipos: estructural o funcional. En el primero de los casos, se divide en rígida o flexible. La rígida es la que afecta a quienes tienen artrosis o personas mayores en general, mientras que la flexible se produce en casos de insuficiencia muscular.

La dorsalgia funcional es la más habitual y también se divide en dos categorías: mecánica o inflamatoria. La mecánica es la que más se sufre y puede ocurrir por un problema muscular, por estrés o por una mala postura. Por su lado, la dorsalgia inflamatoria suele manifestarse con alta intensidad durante la noche, después de un día de cansancio, y desaparece en gran medida por la mañana.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 2 Promedio: 5)