Las 10 mejores mantas eléctricas: comparativa y guía de compra

Lejos han quedado esos días en los que veías cómo tu abuela usaba una bolsa de agua caliente en invierno. Si lo recuerdas bien, lo cierto es que no solo la usaba por el frío, sino también porque les calmaba los dolores. Eso es lo que hace actualmente una manta eléctrica, la herramienta con la cual nuestras abuelas hubieran sido realmente felices.

La manta o almohadilla eléctrica combina una serie de ventajas importantes, así como un diseño avanzado tecnológicamente que potencia las propiedades que proporciona el calor.

Gracias a su temperatura consigues ese apoyo calorífico tan necesario en los meses de invierno, pero, sobre todo, lo que logras es el apoyo de una herramienta con la cual puedes aliviar muchos de los dolores musculares que más te quitan el sueño.

Como masajistas profesionales, estamos acostumbrados a recomendar a nuestros pacientes aquellas ideas que mejor les pueden venir en su día a día, en especial en casos en los que la dolencia necesita una dosis de apoyo extra.

Las mantas eléctricas se encuentran entre nuestras principales recomendaciones, porque son eficientes y, a la vez, cuentan con un muy buen precio. En estos tiempos, su uso ya no es solo cuestión de abuelas.

Análisis y opiniones de las mejores mantas eléctricas del 2021

Si vas a comprar una manta eléctrica para resolver tus dolores y problemas musculares, está claro que no te servirá cualquier modelo.

Te recomendamos echar un vistazo a nuestra selección de mantas eléctricas, modelos que rinden a un alto nivel y que te proporcionarán el mejor resultado, tanto calentando como aliviando dolencias.

1. Medisana HU 665

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan combinar la calidad con un precio asequible, con un presupuesto medio.

Esta manta eléctrica de Medisana es una apuesta segura si estás buscando esa combinación de calidad y buen precio que siempre se coloca en lo más alto de las preferencias.

Para disfrutar de la manta sin importar tu elección de temperatura, este modelo permite seleccionar entre tres niveles de temperatura distintos. En los tres casos no se trata de una temperatura excesiva, sino que el fabricante ha apostado por trabajar con un nivel de temperatura suave. El motivo de ello es que es el más solicitado por los usuarios y, por otro lado, el que resulta más conveniente para calmar ciertos dolores.

No obstante, aún siendo una temperatura suave, con la de máximo nivel llegarás a notar un calor agradable, a calentarte en los meses de invierno y a poder solucionar problemas de molestias incluso en las noches más frías.

Está diseñado para que se pueda usar en cualquier tipo de cama, aunque hay que contar con que sus dimensiones son de 150 x 80 cm, por lo que es recomendable que te asegures de que tenga el tamaño que te interesa. En el momento de colocarlo en la cama recuerda que se apagará cuando hayan pasado 3 horas, por lo que no te tendrás que preocupar de nada.

Medisana se toma muy en serio la seguridad, motivo por el cual ha introducido un sistema que protege en caso de riesgo de sobrecalentamiento. Así, lo que hará la máquina será realizar el apagado instantáneo de la manta para evitar accidentes.

PROS
  • Temperatura modificable: tres niveles distintos que ayudan a tener una experiencia satisfactoria
  • Tiene mando de control: para que configurarla sea más fácil
  • Certificación OEKO-Tex: confirmando que no usa ningún elemento químico nocivo
  • Calor uniforme: buena distribución y alto nivel de comodidad
  • Apagado automático: cuando han pasado 180 minutos de uso
CONTRAS
  • No incluye funda: por lo que tendrás que buscar una de sus medidas
  • Temperatura mejorable: podría irradiar el calor de una manera más intensa
Ver oferta en Amazon

2. Almohadilla eléctrica térmica Beurer HK Comfort

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan suavidad, transpirabilidad y además comodidad, con un presupuesto bajo.

La siguiente recomendación que te hacemos es esta manta eléctrica que destaca, sobre todo, por su alto nivel de comodidad. El fabricante se ha esforzado para que cuando utilices esta manta eléctrica lo hagas disfrutando de una experiencia de usuario cómoda y satisfactoria.

Una de las maneras en las que se consigue es por medio de la suavidad de su superficie, la cual aporta un nivel máximo de confortabilidad. No se trata de una superficie tan suave como la de una almohada, pero sí que transmite mucha suavidad en el contacto.

Las sensaciones positivas aumentan gracias a la transpirabilidad de la manta, algo que consigue mediante una funda de calidad que garantiza el máximo nivel de higiene. En relación a esto también hay que añadir que la superficie de la manta está preparada para que la puedas lavar dentro de la lavadora. Lo único que tendrás que hacer será proceder al desmonte de la manta para separarla del cable de red y luego lavarla a una temperatura de 30 grados.

Otra de sus características reside en la disponibilidad de certificación OEKO-Tex 100, lo que identifica la manta como un producto fabricado con los más altos estándares de calidad. Eso significa también que en el proceso de producción de la manta se han llevado a cabo métodos ecológicos con los que aumenta el valor de la misma.

Por último, una gran ventaja que aporta este modelo de manta eléctrica es su gran velocidad de calentado. Si bien el modelo anterior que te hemos recomendado requiere 30 minutos de calentado, en esta propuesta el tiempo se reduce a 10 minutos.

PROS
  • Seguridad: cuenta con sistema de protección ante el sobrecalentamiento
  • Desconexión automática: se desconecta automáticamente cuando han transcurrido 90 minutos
  • Gran rendimiento: su nivel de potencia está por encima de la media
  • Comodidad: es de gran suavidad
  • Eficiencia energética: el consumo de energía que realiza es bajo
CONTRAS
  • Es rígida: un poco incómoda en comparación a otros modelos
  • Se envía doblada: pero el fabricante recomienda no doblarla, por lo que resulta extraño.
Ver oferta en Amazon

3. Manta eléctrica Cosi Home

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan una textura de gran suavidad y varios niveles de temperatura, con un presupuesto medio-alto.

Un modelo de manta más lujoso, tanto en su acabado y aspecto como en las funciones que proporciona, convirtiéndose en una de las mejores recomendaciones para el día a día. La textura de la manta está tejida con vellón de una gran suavidad, siendo muy recomendable como forma de descansar con una mejor temperatura en la cama.

Por supuesto, también es un recurso de masaje de calidad. En este caso supera a los modelos previos debido a que tiene un total de 9 niveles de temperatura entre los que elegir. Para seleccionar entre los distintos niveles de temperatura puedes usar el mando de control que se encuentra incorporado, el cual dispone de varios botones con acceso rápido a sus distintas funciones.

Gracias a los nueve niveles de calor puedes probar distintas configuraciones hasta que encuentres la que más te ayude a bloquear las molestias musculares que tengas. Recuerda que como terapia muscular no deberías someter a tu cuerpo a la interacción con el calor de forma constante. Aún así, si lo que quieres es dormir o descansar cómodamente, sí que te puedes beneficiar de un temporizador que puede llegar hasta 9 horas en bloques de una hora.

Como todas las buenas mantas eléctricas, tiene un sistema de protección ante el sobrecalentamiento, de forma que no tienes que temer que ocurra un accidente durante la noche.

Cuando quieras lavar la manta, podrás desconectar tanto el cable de electricidad como el mando de control.

PROS
  • Alta comodidad: la manta tiene un tejido de doble capa que es muy esponjoso y agradable
  • Buen tamaño: sus dimensiones son grandes, de 180 x 130 cm
  • Uso seguro: la protección contra el sobrecalentamiento ayuda a usarla con tranquilidad
  • Mucha personalización: poder definir entre 9 niveles de temperatura diferentes
  • Manta lujosa: superficie de lujo con gran comodidad
CONTRAS
  • De uso complicado: el mando es un poco difícil de dominar
  • No tiene modo Low: sí cuenta con modo High para el máximo calor, pero no el opuesto
Ver oferta en Amazon

4. Manta térmica eléctrica Laluztop

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan usar la temperatura para aliviar sus dolores, con un presupuesto medio.

Aliviar dolores mediante terapias de calor resulta más fácil haciendo uso de una manta térmica como esta. No está pensada para acostarse con ella en la cama como sistema calorífico, sino que tiene un diseño optimizado para la lucha contra los dolores en los músculos.

La marca ha trabajado para poder garantizar dos aspectos con los que mejora a muchas de las mantas térmicas rivales: no tiene puntos fríos y se calienta con rapidez. La ausencia de puntos fríos se ve justificada, en parte, por el tamaño compacto que tiene la manta. Eso hace que sea más fácil utilizarla en puntos clave del cuerpo donde se estén sufriendo dolores.

Además, cuenta con modos especiales de temperatura que están enfocados a ese alivio de los dolores. Es el caso de los modos de calor seco o calor húmedo, con los que se puede trabajar con eficacia en los músculos siguiendo las indicaciones que te haya dado tu masajista sobre cómo mejorar el estado físico.

En total se incorporan seis modos de temperatura y cuatro temporizadores para ajustar el volumen de tiempo en el que necesitas usar el calor. Sobre las partes del cuerpo en las que lo puedes aplicar, el fabricante lo recomienda para el abdomen, el cuello o la espalda, entre otras posiciones recomendables.

Tiene un diseño suave gracias a la franela de doble cara, sus dimensiones son de 30 x 60 cm y se puede lavar dentro de la lavadora para mayor comodidad.

PROS
  • Personalización: seis temperaturas entre las que elegir
  • Muy eficiente: los modos de calor seco y húmedo son realmente útiles
  • Flexibilidad en el uso: se puede colocar en todo tipo de partes del cuerpo
  • Es muy versátil: se le puede sacar partido de muchas maneras distintas
  • Relaja: reduce dolores musculares
CONTRAS
  • Temporizador mejorable: el mínimo es demasiado largo (30 minutos)
  • Dimensiones: es un poco pequeña
Ver oferta en Amazon

5. Manta calefactora Medisana HDW

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan una configuración al gusto de la temperatura, con un presupuesto medio-alto.

Una manta eléctrica de un tamaño generoso, 180 x 130 cm, que la convierte en una buena recomendación si quieres pasar ratos agradables en pareja con un buen sistema de calefacción. Está diseñada con dos superficies que se diferencian en su color y que aportan un contacto realmente suave.

Algunas personas la han definido como una sensación similar a la de abrazar un peluche. Esto es algo parecido a lo que dijo la revista alemana Haus & Garten cuando tuvo la ocasión de probarla. A nosotros nos recuerda más a una de esas mantas mullidas que se pueden encontrar en las cabañas de montaña que hay en las estaciones de esquí. En cualquier caso, se caracteriza por esa gran suavidad.

Tiene cuatro niveles de temperatura que habilitan la posibilidad de configurar el nivel de calor a tu gusto, lo que resulta muy favorable para diferenciar en los momentos en los que solo quieres calor y cuando, en realidad, estás intentando solucionar problemas musculares.

Si quieres alcanzar con rapidez el máximo nivel de calor, los 120 vatios, tendrás que pulsar el botón Turbo Heat, el cual lleva la manta a su más alta calidez en un breve periodo de tiempo.

Se puede lavar a mano, tiene un sistema de seguridad que lleva a que la manta se desactive cuando han pasado 180 minutos desde su encendido y cumple con el estándar de certificación OEKO-Tex Standard 100. Su mando de control se puede desmontar para lavar la manta y este es tan simple que cuenta con un regulador de 0 a 4 que solo hay que deslizar con el dedo.

PROS
  • Gran tamaño: espacio para cubrir toda la zona que sea necesaria
  • Diseño atractivo: a dos colores con un estilo inconfundible
  • Suavidad: está diseñada para ser suave y muy agradable
  • Calentado rápido: la función Turbo se ocupa de los mejores resultados
  • Seguridad: el sistema de protección apaga la manta siempre sea cual sea la temperatura elegida
CONTRAS
  • Cable del mando corto: lo que incomoda un poco en la experiencia de uso
  • Distribución de calor mejorable: el calor debería ser más homogéneo por toda la superficie
Ver oferta en Amazon

6. Almohadilla eléctrica Medisana HP-40E

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan un gran rendimiento en cuando a sus materiales y su durabilidad.

Pequeña y manejable. La almohadilla eléctrica Medisana HP-40E es un modelo que se enfoca hacia la comodidad con unas medidas reducidas que ayudan a que sea fácil de colocar en cualquier parte del cuerpo, ofreciendo la posibilidad de calmar todo tipo de dolores.

Propone hasta tres temperaturas distintas entre las que elegir y cuenta con modo Turbo para que la manta se caliente de forma casi instantánea. Para cambiar entre las distintas temperaturas solo hay que mover el regulador que se encuentra dentro del mando de control. Los efectos beneficiosos del uso de la almohadilla se notan con rapidez, liberando los músculos de tensión, reduciendo dolores y generando un mejor flujo de la circulación sanguínea.

Aunque su potencia es de 100 vatios, quedando por detrás de los modelos más potentes, consigue unos resultados positivos, tanto al calentar como al calmar dolores. En todos sus niveles se produce la desconexión del sistema de calor cuando pasan 90 minutos, ayudando así a evitar incidentes. Además, es un equipo lavable tras la desconexión de su interruptor.

Ha sido certificada con el OEKO-Tex Standard 100, confirmando así su buen rendimiento en cuanto a materiales de fabricación y nivel de durabilidad. Esto es algo frecuente en las demás mantas eléctricas de la marca, la cual en este caso apuesta por un uso individualizado.

Su precio de venta está bien ajustado y en proporción a la potencia, tamaño y prestaciones que ofrece, por lo que se puede llegar a convertir en una buena opción para ti.

PROS
  • Compacta: tiene unas dimensiones comedidas, pero es muy funcional
  • Lavable: se puede lavar a una temperatura de 30 grados
  • Muy segura: la desconexión automática se aplica a todos los niveles de temperatura
  • Calma molestias: muy buen formato para aliviar los dolores musculares
  • Mejora el estado de salud: ayuda mucho a que la circulación sanguínea mejore
CONTRAS
  • Mando poco resistente: podría estar construido con materiales de mayor durabilidad
  • Sin temporizador: se echa mucho de menos para un uso práctico
Ver oferta en Amazon

7. Almohadilla eléctrica lumbar TM Electron

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan una manta pensada para tratar los dolores del cuerpo, con un presupuesto medio-bajo.

Pensando en los modelos de almohadilla de calor que están mejor pensados para tratar dolores, la propuesta de TM Electron es una de las que mejor se dirige a las zonas más sensibles del cuerpo. Por ejemplo, su diseño está realizado para que se ajuste de una manera muy práctica a la parte de los abdominales, así como a toda la zona lumbar. Este es un aspecto muy positivo, puesto que seguro que sabes que algunos de los dolores que más te pueden perseguir se acumulan en estas áreas.

Una de las ventajas que ofrece respecto a otros modelos es la suavidad de la almohadilla. Desde el primer momento en el que tengas contacto apreciarás la comodidad, lo agradable que es al tacto y cómo se ajusta bien al cuerpo. Además, el tejido es transpirable, algo clave teniendo en cuenta que la emisión de calor es posible que haga que sudes en algún momento.

El exterior tiene mucha flexibilidad, ayudando a colocar la manta tal y como lo necesites, mientras que el interior tiene ese diseño suave que te hemos comentado. Cuando creas que es conveniente lavarla podrás hacerlo a mano o meterla dentro de la lavadora.

Desde su mando se pueden elegir entre tres temperaturas distintas y, con todas ellas, se produce el apagado cuando han transcurrido 90 minutos. Su sistema de protección contra sobrecalentamiento ayuda a que la manta pueda conservarse en buen estado durante más tiempo.

Por su forma es ideal para la zona lumbar, lo que hará que la parte baja de tu espalda se encuentre en mejor estado de salud. La potencia es de 100 vatios, así que se encuentra en la línea de lo que hemos visto en la mayor parte de recomendaciones.

PROS
  • Calma molestias: buen diseño para calmar dolores lumbares
  • Rapidez: se calienta a una velocidad elevada
  • Lavado sencillo: se puede introducir en la lavadora para facilitar la limpieza
  • Muy suave y agradable: deja unas sensaciones muy agradables
  • Es transpirable: así que no te tienes que preocupar de sudores o molestias
CONTRAS
  • No incluye funda: deberás buscar una por tu cuenta que le vaya bien
  • Poca elasticidad: la correa de sujeción no es muy elástica
Ver oferta en Amazon

8. Manta eléctrica Atmoko

Recomendado para...
Personas que quieren una manta para utilizar en distintas partes del cuerpo.

A diferencia de otras de nuestras recomendaciones, la Atmoko es una manta eléctrica que ha sido concebida, principalmente, para solucionar los dolores musculares. Esto es algo que ofrece con dos rasgos importantes: un tamaño muy práctico y un tenso tejido interno que ayuda a que el calor aumente rápidamente y que se mantenga con eficacia.

Su tamaño de 40 x 70 cm aporta comodidad para que se pueda utilizar en distintas partes del cuerpo, en especial en los grupos de músculos de mayor amplitud. Las pruebas que hemos realizado con ella en la espalda, en los hombros y en las piernas, han resultado satisfactorias. Para esos dolores musculares que, en ocasiones, te impiden descansar, es una manta eléctrica que aporta unos muy buenos resultados. También la puedes usar en el cuello, donde se convierte en un gran alivio.

Como está pensada para aliviar dolores, la manta tiene una correa que está fabricada en microfibra y que ayuda a que se use con facilidad sin tener que depender de la sujeción con las manos.

Sus cuatro niveles de calor permiten responder a las necesidades que tengas en cada momento. Su nivel más bajo es de 40 grados, subiendo en niveles de 53, 63 y un máximo de 73 grados. Eso sí, aunque tiene una función de calor permanente, esta solo está disponible, por motivos de seguridad, en la temperatura menor.

La composición de la manta responde a las necesidades caloríficas con un proceso de fabricación en el cual hay una capa de micro vellón en cada lado, con una capa de poliéster inferior, dos capas de poliéster superiores y, en el medio de todo, el alambre calefactor.

PROS
  • Diseño muy eficiente: dirigido, sobre todo, a calmar dolores musculares
  • Tejido interno reforzado: más grueso que el de otras mantas eléctricas
  • Modo sin desconexión: puede ser muy útil si se utiliza con cuidado y en determinadas condiciones
  • Calma molestias: es una alternativa recomendable a medicinas contra los dolores
  • Niveles de temperatura personalizables: cuenta con un amplio repertorio
CONTRAS
  • No es muy grande: para ser denominada XL debería tener unas dimensiones superiores
  • Poco calor: le vendría bien una temperatura mayor adicional

9. Manta eléctrica lumbar Atmoko

Recomendado para...
Personas que quieren una manta que pueda solucionar los dolores lumbares.

Este es otro buen ejemplo del trabajo que realiza Atmoko para conseguir que puedas solucionar los dolores lumbares que tantas molestias producen. Es una manta eléctrica que está diseñada para ajustarse al cuerpo humano como si fuera una prenda que te pusieras para cubrirte del frío.

Pero, en realidad, su finalidad no es la protección ante la temperatura, aunque también sirva para ello. Su objetivo es que tu espalda, los hombros y otras zonas del cuerpo donde puedes poner la manta, como las piernas, reciban esa dosis de calor terapéutico tan importante para reducir los dolores.

Donde no tiene resistencia calorífica es en el cuello, un lugar donde el fabricante explica que sería complicado mantener el funcionamiento de la manta eléctrica porque el exceso nivel de calor corporal llevaría a que se desconectase de forma constante debido al riesgo de sobrecalentado. No obstante, el trabajo que hace en hombros y espalda es realmente conveniente, por lo que te vendrá muy bien si tienes ese tipo de problema.

Otro detalle importante es la suavidad de la superficie, ya que está tejida con franela muy suave que ayuda a que las sensaciones sean más agradables.

Usa una potencia de 120 vatios, tiene cuatro niveles de temperatura y cuatro opciones para configurar el temporizador: 1 hora, 1 hora y media, 2 horas y mantenerse encendido. Este último recurso solo está disponible en su menor nivel de temperatura, por lo que es útil para esos momentos en los que puedas querer un poco de calor extra alrededor de tu cuerpo.

PROS
  • Cable realmente largo: casi 3 metros que permiten gran flexibilidad
  • Auto-apagado: de seguridad, ayuda a que se pueda ahorrar energía
  • Calma los dolores: hace un buen trabajo en la relajación muscular y alivio de molestias
  • Certificado por CE y RoHS: por su seguridad y rendimiento de primera clase
  • Comodidad: incluye cinturón que permite sujetar la manta a la cintura
CONTRAS
  • Sin programa corto: el temporizador no tiene ningún programa de duración breve
  • No trabaja el cuello: no cuenta con ninguna resistencia en esta zona

10. Manta eléctrica Hosome

Recomendado para...
Personas que quieren una manta con cierre de botones que se ajuste al cuerpo.

Terminamos con otra manta eléctrica de diseño humano que se ajusta a tu cuerpo como una prenda y que te proporciona un alto nivel de temperatura. Tiene doble utilidad, pero a nosotros nos convence como herramienta para luchar contra los dolores. El principal motivo de ello es que, a diferencia de otros modelos, dispone de calentador en la zona del cuello. Eso habilita poder reducir o incluso eliminar uno de los dolores más habituales y que mayores dolores de cabeza te puede dar.

Tiene un tamaño de 60 x 90 cm, por lo que es grande, cuenta con revestimiento del cuello y capacidad para cubrir los hombros, la espalda y las piernas. No cubre los brazos en una posición natural porque está diseñado en forma de chaleco, pero lo cierto es que tampoco se trata de la zona más sensible a las molestias.

Además de ser muy suave, la solapa del cuello tiene la ventaja de tener un cierre de botones que permite ajustar más o menos la manta y que así puedas conseguir la eficacia que necesites para tus dolores. Se nota que está pensado para resolver problemas musculares y, en ese sentido, cumple con su trabajo sobradamente.

Está fabricada con franela y otros materiales que han pasado las pruebas de calidad habituales para conseguir certificaciones como GS, OKO-Tex Standard 100 y TUV.

Su mando de control muestra la temperatura en la cual se encuentra configurada la manta entre los seis niveles distintos disponibles, incluyendo también un botón para encender o apagar.

PROS
  • Efectividad elevada: tiene una gran cantidad de resistencias tanto en cuello como en espalda
  • Alivia dolores: ayuda a la solución de problemas musculares
  • Buena fabricación: se han usado materiales de calidad que aseguran un gran rendimiento
  • Autodesconexión: su sistema de desconexión se produce a las 2 horas de uso
  • Muy versátil: da posibilidad de ser usada en todo tipo de posiciones.
CONTRAS
  • Mando complicado: la elección de temperatura debería ser más fácil
  • Dimensiones: con una mayor extensión daría mejor servicio

Comparativa de mantas eléctricas

PRECIO PROS
CONTRAS
1. Medisana HU 665 25,99 €
Ver en Amazon
  • Temperatura modificable
  • Tiene mando de control
  • Certificación OEKO-Tex
  • Calor uniforme
  • Apagado automático
  • No incluye funda
  • Temperatura mejorable
2. Almohadilla eléctrica térmica Beurer HK Comfort 24,82 €
Ver en Amazon
  • Seguridad
  • Desconexión automática
  • Gran rendimiento
  • Comodidad
  • Eficiencia energética
  • Es rígida
  • Se envía doblada
3. Manta eléctrica Cosi Home 54,99 €
Ver en Amazon
  • Alta comodidad
  • Buen tamaño
  • Uso seguro
  • Mucha personalización
  • Manta lujosa
  • De uso complicado
  • No tiene modo Low
4. Manta térmica eléctrica Laluztop Ver precio
Ver en Amazon
  • Personalización
  • Muy eficiente
  • Flexibilidad en el uso
  • Es muy versátil
  • Relaja
  • Temporizador mejorable
  • Dimensiones
5. Manta calefactora Medisana HDW 64,00 €
Ver en Amazon
  • Gran tamaño
  • Diseño atractivo
  • Suavidad
  • Calentado rápido
  • Seguridad
  • Cable del mando corto
  • Distribución de calor mejorable
6. Almohadilla eléctrica Medisana HP-40E 29,92 €
Ver en Amazon
  • Compacta
  • Lavable
  • Muy segura
  • Calma molestias
  • Mejora el estado de salud
  • Mando poco resistente
  • Sin temporizador
7. Almohadilla eléctrica lumbar TM Electron 24,20 €
Ver en Amazon
  • Calma molestias
  • Rapidez
  • Lavado sencillo
  • Muy suave y agradable
  • Es transpirable
  • No incluye funda
  • Poca elasticidad
8. Manta eléctrica Atmoko N/D
  • Diseño muy eficiente
  • Tejido interno reforzado
  • Modo sin desconexión
  • Calma molestias
  • Niveles de temperatura personalizables
  • No es muy grande
  • Poco calor
9. Manta eléctrica lumbar Atmoko N/D
  • Cable realmente largo
  • Auto-apagado
  • Calma los dolores
  • Certificado por CE y RoHS
  • Comodidad
  • Sin programa corto
  • No trabaja el cuello
10. Manta eléctrica Hosome N/D
  • Efectividad elevada
  • Alivia dolores
  • Buena fabricación
  • Autodesconexión
  • Muy versátil
  • Mando complicado
  • Dimensiones

¿Qué almohadilla eléctrica comprar? Guía de compra

Las mantas eléctricas tienen características que pueden resultar muy similares entre sí y, a veces, quizá sea difícil dar con la más adecuada para tus necesidades.

A continuación, te vamos a explicar cuáles son aquellos factores que determinarán que hagas una buena decisión de compra y que recibas una manta de calor con la que quedarás satisfecho.

Los niveles de temperatura y la intensidad

¿A qué nivel de temperatura puede llegar cada una de las mantas eléctricas? Lo primero que hay que decir es que la mayor parte de los fabricantes esquivan la pregunta. Por desgracia, intentan no desvelar los datos exactos de las temperaturas que proporcionan sus productos para, posiblemente, no perder empuje en cuanto a generar interés con los usuarios.

Eso sí, no ocurre con todas las marcas. Por ello, suele ser difícil llegar a saber si el volumen de calor que ofrecerá una manta será mayor o menor. Para saberlo, te recomendamos fijarte en dos cosas. La primera es la potencia que tenga la manta eléctrica a nivel de vatios. Eso es algo que lo determina bien. Además, también es recomendable que te fijes en los distintos niveles de temperatura disponibles. ¿Tiene 6 niveles? Teniendo en cuenta que el estándar es 4, es posible que sea porque puede llegar a alcanzar un alto volumen de calor. Pero ojo, decimos que “es posible”, ya que no es algo que dar por confirmado.

Normalmente, los modelos menos potentes se limitan a dar un calor de 40 grados, pero, a medida que se van comprobando mantas eléctricas más potentes, la temperatura puede llegar incluso a los 70 grados.

¿Cómo se distribuye el calor?

El calor que dan las mantas eléctricas se genera por medio de las resistencias que tienen estas debajo de la estructura de tejido. Es decir, la lógica nos indica que, si la resistencia solo está en el centro de la manta, será ahí donde se generará el calor. No obstante, esto no ocurre con todos los modelos. Algunos están diseñados para lograr que, gracias a su tejido, la temperatura se extienda de una manera homogénea por toda la extensión de la manta.

Hay otros casos en los que el fabricante introduce un mayor volumen de resistencias que se colocan en todas las partes sensibles donde se necesita calor. Cuando hablamos de mantas para aliviar dolores musculares, las resistencias tienen que asegurarse de dar calor en la zona lumbar, en los hombros y en el cuello.

La importancia del temporizador

El sistema de temporización debería ser uno de los aspectos más cuidados en cada una de las mantas eléctricas disponibles. El motivo de ello es que juega un papel vital tanto en el uso de la manta para calentado como cuando la uses con la intención de calmar dolores.

Muchas personas se quedan dormidas con la manta, por ejemplo, echando una siesta o cuando se van a la cama. No es algo que se recomiende, pero ahora las mantas eléctricas tienen muy buenos sistemas de seguridad y, sus temporizadores, también ayudan a evitar incidentes. El problema es que estos temporizadores suelen ser demasiado largos, comenzando, en el menor de los casos, en 1 hora.

Si estás buscando la manta como forma de aliviar dolores, te interesará una que tenga el menor temporizador posible. Si la quieres para dormir, seguro que quedas agradecido con las que se pueden programar para apagarse en 1 o 2 horas, cuando ya te habrás quedado dormido.

Funciones del mando de control

Los mandos de las mantas eléctricas ayudan a que se pueda elegir entre las distintas opciones disponibles, pero no suele tratarse de un elemento dotado de versatilidad. Como elemento imprescindible siempre incluyen un pequeño marcador donde se ven los dígitos del nivel de temperatura elegido. Además, pueden tener botones para elegir la temperatura ideal o signos de + o – con los que ir navegando entre los niveles.

Hay pocos mandos de manta eléctrica que estén diseñados de una forma perfecta, ya que no suele ser el aspecto en el cual los fabricantes se esfuerzan más. Aún así, te recomendamos elegir uno que permita seleccionar el nivel de temperatura directamente o el tiempo de programación. Cuanto más rápido sea el uso del mando, mejor.

Sistema de seguridad

En relación a lo que comentábamos en el punto anterior, es necesario que las mantas eléctricas estén preparadas para desconectarse de una forma automática. Lo pueden hacer bajo dos parámetros. El primero de ellos es cuando el sistema interno del motor haya detectado que la temperatura de calentado ha alcanzado un nivel demasiado elevado, en lo cual no solo influye la propia acción de la herramienta, sino también la temperatura corporal.

El segundo de los parámetros es que haya transcurrido un periodo de tiempo determinado después del encendido. Es decir, es posible que no hayas configurado ningún tipo de temporizador y que te hayas quedado dormido con la manta, por lo que la propia herramienta se ocupará de su apagado.

¿Se puede lavar en la lavadora?

En mayor o menor medida, todas las mantas eléctricas tienen la posibilidad de lavarlas, al menos una parte de ellas. Hay casos en los que solo se puede lavar la funda, pero es más frecuente que toda la unidad se pueda meter en la lavadora. A primera vista, esto puede parecer extraño. No obstante, hay que explicar que, para ello, la manta tiene un sistema de desconexión con el cual se libera del adaptador eléctrico y de todas las piezas que puedan resultar sensibles.

Hay otros modelos de manta que no se pueden lavar en la lavadora, pero que permiten hacerlo a mano. En ambos casos, toma nota de la temperatura de lavado que recomienda el fabricante.

Modo de uso permanente

Este es un tema delicado y que, por otro lado, no tiene ninguna aplicación para quienes vayan a usar la manta con la intención de reducir dolores. Pero para las personas que se duermen con la manta o que necesiten ese calor por otro motivo, sí es algo importante.

Este modo de uso permanente solo se aplica en niveles de temperatura muy bajos, los mínimos. No puede pasar de ahí, porque entonces sería peligroso. Muchos fabricantes optan directamente por no habilitarlo, ya que puede dar lugar a situaciones preocupantes. Dale más o menos importancia dependiendo de tus necesidades, pero entiende que no es algo tan importante.

Certificados de calidad

Una de las formas de saber si se trata de una manta eléctrica que goza de calidad o cuyos materiales son buenos, es comprobar si ha recibido algún tipo de certificación. Algunas de las más frecuentes son OEKO-Tex Standard 100, RoHS y CE. No obstante, solo es otro factor que suma puntos, porque hay mantas eléctricas sin certificación que también ofrecen muy alto rendimiento.

Preguntas frecuentes antes de comprar una almohadilla eléctrica

Antes de terminar con esta guía, te vamos a ayudar a que salgas de dudas respondiendo a algunas de las preguntas más frecuentes que despiertan las almohadillas eléctricas.

¿Calientan de verdad las mantas eléctricas?

Hay que entender que las mantas eléctricas no son como si estuvieras delante de la chimenea en una noche de invierno. Normalmente, incluso en su máximo nivel de temperatura, calientan bien y evitan que pases frío, pero tienen un área de cobertura limitado. Además, tienen que evitar que se produzca cualquier tipo de molestia con la piel, de forma que ajustan su nivel de calor de una manera adecuada para ser útiles, pero sin generar incidentes.

¿Alivian las mantas eléctricas los dolores musculares?

Por supuesto. Nosotros, como masajistas, siempre recomendamos acudir a los servicios de un profesional cuando el dolor sea más intenso o al notar que se ha producido algún tipo de lesión o problema. No obstante, las mantas eléctricas son una buena herramienta para hacer tratamientos de forma esporádica y así aliviar dolores temporales sin necesidad de llegar a tomar medicinas.

Para conseguir alivio, lo único que tienes que hacer es colocar la almohadilla en la posición de tu molestia y dejar que actúe en pequeñas sesiones. Con el paso de las horas notarás que tu dolor va desapareciendo. Esto se puede aplicar a los hombros, la zona lumbar, la espalda en general, el cuello, las piernas o los brazos, siempre dependiendo del formato de la manta y de sus características.

¿Son peligrosas las mantas eléctricas?

No, no lo son. Pero tienes que tener una serie de advertencias para no llegar a tener problemas con ellas. Lo primero es que no las dobles. La mayoría de mantas están diseñadas para evitar que sean dobladas, ya que eso podría producir problemas con las resistencias. Incluso si la manta que compras la recibes doblada, no la dobles después. Se trata de una incongruencia de los fabricantes, una paradoja que resulta difícil de explicar.

Al margen de eso, intenta que el cable no sufra ningún enredo ni que quede pellizcado en alguna parte del sofá o de la cama. Es mejor que la almohadilla eléctrica esté sobre una superficie plana y que trates de tener cuidado cuando vayas a dormir con él. La mayoría de almohadillas tienen un sistema que evita el sobrecalentado, pero siempre es recomendable tomar las precauciones convenientes.

¿Se pueden usar las mantas eléctricas con mascotas?

No, es mejor que no lo hagas. Los animales tienen una temperatura interna distinta a la de las personas, así que lo que creas que es conveniente para ti, puede que no lo sea para tu mascota. Por lo tanto, no expongas a tu perro, gato o cualquier tipo de animal a sufrir un problema debido a la temperatura. Además, no sabes si tu mascota podría llegar a morder la manta, lo cual podría ser peligroso tanto para la durabilidad de la misma como para el animal.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 5 Promedio: 4.2)