Las 10 mejores mantas eléctricas Daga: comparativa y guía de compra

El calor es una de las terapias más recomendables que existen para luchar contra los dolores musculares. Estos pueden causar molestias en todas las partes del cuerpo, pero, por suerte, es posible combatirlos gracias a herramientas tan prácticas como las mantas eléctricas. La marca Daga es una de las empresas españolas que lleva más tiempo trabajando en este tipo de producto.

Daga comenzó a fabricar dispositivos de calor textil en el año 1921, lo que les ha convertido en una cabeza visible del mercado.

Tanto por su experiencia como por el buen acabado de sus almohadillas eléctricas, suele ser la marca que nosotros recomendamos a las personas que nos preguntan.

Con estas mantas puedes resolver problemas musculares y, al mismo tiempo, disfrutar de un soporte de calor que viene muy bien en invierno.

En el momento en el que veas lo que puede hacer el calor textil por tu salud, seguro que no tardas en sacarle partido a las mantas eléctricas de Daga.

Análisis y opiniones de las mejores mantas eléctricas Daga del 2021

Los distintos modelos de manta eléctrica de Daga disponen de características que las diferencian y que las hacen recomendables para un caso u otro.

En este top hemos reunido las 10 mejores propuestas que tiene la empresa y con las que podrás conseguir el apoyo necesario para superar tus dolores musculares.

1. Manta eléctrica Daga E2P Flexy Heat

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que necesitan aplicar calor en sus músculos, con un presupuesto bajo.

Una almohadilla eléctrica manejable, de dimensiones individuales de 45 x 35 cm que dejan una buena sensación y que permiten recubrir distintas partes de tu cuerpo.

Es de superficie flexible, por lo que no tienes que preocuparte si necesitas aplicar el calor en zonas musculares más complicadas.

Desde su mando de control es posible elegir entre tres niveles de calor distintos que te ayudarán a determinar la forma más conveniente de calentar tu cuerpo. Podrás cambiar dependiendo de lo que necesiten tus músculos o de la temperatura ambiente.

Está fabricada con PVC impermeable, lo que evita cualquier tipo de accidente, mientras que además cuenta con un apagado de seguridad que se activa a los 90 minutos.

Si el dolor muscular te ha venido de repente y necesitas alivio con rapidez, este modelo de manta eléctrica se calienta en solo 5 minutos, por lo que te evitará cualquier tipo de molestia.

PROS
  • Higiénica: la funda es de microfibra y se puede lavar
  • Muy práctico: un LED de color verde avisa cuando la manta está en funcionamiento
  • Conexión separable: lo que evita líos y dolores de cabeza con la limpieza
  • Personalización: tiene tres niveles de temperatura que ayudan a usarlo como necesites
  • Durabilidad: muy alto nivel gracias a los materiales con los que ha sido fabricada
CONTRAS
  • Calor reducido: podría tener un cuarto nivel de temperatura más elevada
  • Incómodo: el regulador de temperatura podría tener un botón más cómodo
Ver oferta en Amazon

2. Almohadilla eléctrica Daga Flexy-Heat Colors 2

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que buscan una de las mejores almohadillas eléctricas del mercado, con un presupuesto bajo.

La suavidad de la fibra que tiene esta manta eléctrica la posiciona como una de las mejores opciones que puedes tener en cuenta si estás interesado, sobre todo, en un modelo de gran comodidad.

Mantiene muchos de los rasgos representativos de las mejores almohadillas eléctricas fabricadas por Daga, como la posibilidad de calentarse en un periodo de solo 5 minutos.

Como cada persona tiene su preferencia de temperatura y puede haber momentos en los que quieras un calor distinto, la manta tiene tres niveles de calor distintos. Puedes cambiar entre ellos por medio de la palanca que se incluye en el mando de control.

Tiene un LED que avisa de estar en funcionamiento y la conexión se puede separar del cable, lo que ayuda a mayor comodidad.

Por último, dispone de un sistema por el cual se lleva a cabo la desconexión de la manta en el momento en el que han transcurrido 90 minutos.

PROS
  • Suavidad: el acabado de microfibra es realmente suave
  • Sencillez: uso simplificado para todos los públicos
  • Ajustable: que tenga tres niveles de temperatura es muy conveniente
  • Rápido: se calienta en un periodo de solo 5 minutos
  • Seguro: buen sistema de protección para evitar incidentes
CONTRAS
  • Calor limitado: el nivel de temperatura debería ser un poco superior
  • Poco intuitivo: el botón para regular la temperatura no es precisamente cómodo
Ver oferta en Amazon

3. Manta eléctrica Daga N2

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren una manta con varios niveles de calor, con un presupuesto bajo.

Este modelo de manta eléctrica tiene una serie de ventajas que la elevan por encima de modelos previos, al menos en cuanto a términos de funcionalidad.

Uno de sus aspectos destacados es lo sencillo que es el uso de su mando de control, el cual tiene botones reales que se pulsan con facilidad. Uno de ellos permite cambiar el nivel de temperatura, mientras que el otro se usa para ajustar el temporizador de apagado.

Tiene cuatro niveles de calor y seleccionando cualquiera de ellos, la manta se calentará en un proceso de solo 5 minutos.

El periodo de desconexión se puede definir en cuatro niveles: 45 minutos, 60 minutos, 90 minutos u 8 horas en el caso de querer dejar que se ocupe de ello el modo de autoapagado.

La tela es transpirable, tiene acolchado, está preparado con tejido hipoalergénico y cuenta con una funda que se puede meter dentro de la lavadora.

PROS
  • Gran rapidez: la gran capacidad que tiene para calentado rápido
  • Ajustable: tiene cuatro niveles de temperatura con los que usarlo al gusto
  • Seguridad: su modo de apagado automático se lleva a cabo a las 8 horas
  • Higiénico: la funda es lavable en la lavadora con total comodidad
  • Transpirable: mantiene la higiene siempre al máximo y evita sudores
CONTRAS
  • Desconexión inflexible: Los márgenes de desconexión podrían no estar tan limitados
  • Diseño: la funda no tiene un aspecto especialmente llamativo
Ver oferta en Amazon

4. Manta eléctrica Daga Softy Plus 3757

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren una manta suave con una superficie agradable, con un presupuesto medio-alto.

El principal factor que caracteriza a este modelo es su superficie, suave y realmente agradable, como la de las mantas más calentitas que estás acostumbrado a usar.

Desde el momento en el que te la pongas encima te sentirás arropado, a gusto, con ese soporte calorífico que necesitas para descansar y relajarte al máximo.

Puedes meter la manta en la lavadora cuando lo necesites, recordando siempre que para lavarla tienes que hacerlo a 30 grados. Su aporte de calor es ideal para los días de invierno o en los momentos en los que tengas dolores musculares que necesiten una solución sencilla.

El sistema de autoapagado se activa a las 3 horas, tiempo más que suficiente para que hayas podido relajarte, liberado tensión de las articulaciones y preparado para dormir profundamente sin frío.

Se calienta en solo 5 minutos, así que puedes recurrir a este sistema de temperatura en los momentos en los que necesites entrar en calor con rapidez.

PROS
  • Suavidad: la manta desprende un contacto muy suave y agradable
  • Uso instantáneo: se calienta tan rápido que siempre se puede pensar en ella
  • Efectiva: el calor se reparte de manera uniforme
  • Calma dolores: ayuda a relajar los músculos
  • Higiénica: se puede meter en la lavadora o lavarla a mano
CONTRAS
  • Incómoda: la palanca para regular la temperatura podría ser un botón
  • Autoapagado limitado: solo tiene una opción para que se realice la autodesconexión
Ver oferta en Amazon

5. Almohadilla eléctrica Daga L2

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren una manta que se aun buen soporte para cualquier necesidad, con un presupuesto medio.

El acolchado que tiene la manta eléctrica L2 consigue que sea un buen soporte para todo tipo de casos, en especial en esos momentos en los que necesitas un toque de calor.

Permite seleccionar entre cuatro niveles de temperatura que ayudan a que no solo proporcione calor, sino que también se pueda usar para aliviar dolores. Este sistema terapéutico es algo en lo cual Daga ha invertido un gran esfuerzo.

Otro de los beneficios adicionales de la manta eléctrica reside en que ofrece una gran capacidad para que te puedas enfrentar al frío, pero también a la molesta humedad.

La funda es de algodón de una elevada suavidad, logrando una buena sensación en el momento en el cual la manta se comienza a calentar. Además, es posible configurarla entre tres tiempos distintos para que se produzca su apagado: 45, 60 y 90 minutos.

En el caso de no elegir uno de estos tiempos, la manta se apagará cuando pasen 8 horas.

PROS
  • Buena fabricación: está diseñada con una doble funda, el tejido de algodón y una de PVC
  • Control sencillo: el mando proporciona un fácil acceso a todas las opciones
  • Rapidez: se calienta en solo 5 minutos
  • Calor terapéutico: le da al cuerpo mucho apoyo para sentirse mejor
  • Protección: funciona de manera muy segura
CONTRAS
  • Calor insuficiente: le falta una dosis de temperatura adicional
  • Mucho brillo: los indicadores tienen un brillo demasiado elevado
Ver oferta en Amazon

6. Manta eléctrica Daga FX CIE

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren una manta que pueda estar activa mientras duermes, con un presupuesto bajo.

Uno de los objetivos de Daga con este modelo de manta eléctrica es que lo puedas utilizar en la cama mientras duermes, colocándolo de forma cómoda para que duermas lo más calentito posible.

Lo que ha hecho el fabricante ha sido implementar una forma con la que la manta se fija al colchón de manera muy práctica. Así, la manta queda en el medio del colchón y de la sábana. De esa forma garantiza que puedas disfrutar de una buena temperatura en todo momento.

Este volumen de calor no solo se ocupa de darte una buena temperatura, ya que otro de sus objetivos es poder ayudarte a eliminar problemas musculares, sobre todo los de rigidez.

El mando permite elegir entre tres niveles de potencia para la función de calor. Es recomendable probarlos todos hasta encontrar el ideal, ya que se trata de una manta eléctrica que calienta por los dos lados.

Por último, hay que destacar que divide sus zonas de calentamiento en dos nodos, lo que ayuda a que sea posible personalizar el calor de cada una de ellas.

PROS
  • Uso sencillo: se coloca con mucha facilidad y sin problemas
  • Calor multizona: la temperatura se extiende por ambos lados
  • Saludable: relaja la rigidez muscular para encontrarte mejor
  • Seguridad: modo de autoparada para mayor protección
  • Higiénica: la conexión separable permite lavarla con facilidad
CONTRAS
  • Uso en la cama: por su diseño, está preparada principalmente para ponerla en la cama
  • Calor justo: le falta más potencia de temperatura
Ver oferta en Amazon

7. Manta eléctrica Daga NCD

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren una manta ergonómica que pueda relajar cualquier zona, con un presupuesto medio-bajo.

El diseño ergonómico de esta manta eléctrica está dirigido a dar comodidad adicional a tres partes del cuerpo concretas: la espina dorsal, las cervicales y la nuca.

A diferencia de otros de los modelos que hemos recomendado, este se encuentra pensado específicamente para combatir las molestias musculares. Esos dolores tan incómodos se pueden relajar de manera notable aplicando el calor que emite la manta.

Está formado por cuatro niveles de calor entre los que puedes elegir en base a la necesidad que tengas cada vez que uses la manta. Es posible que, dependiendo de la zona que vayas a tratar, necesites una temperatura mayor o menor.

Por su lado, el temporizador permite elegir la duración del calor entre tres niveles: 45, 60 y 90 minutos.

En la fabricación se ha utilizado PVC y se ha proporcionado un acabado impermeable que ayuda a que su uso y limpieza sean más cómodos. Además, incorpora una funda textil que se puede meter en la lavadora para limpiarla fácilmente.

PROS
  • Calma dolores: pensada para que puedas aliviar tus dolencias musculares
  • Impermeable: Cobertura fabricada con material resistente de PVC
  • Limpieza fácil: la funda es lavable en la lavadora
  • Temporizador: cuenta con distintos niveles para que sea de uso más cómodo
  • Colocación sencilla: tiene sujeción con velcro que ayuda a que sea fácil ponerla
CONTRAS
  • Calor medio: su volumen de temperatura debería ser un poco superior
  • Potencia mejorable: su motor es de solo 90 W
Ver oferta en Amazon

8. Manta eléctrica Daga Flexy-Heat CMN Protect

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren una manta que se adapte a las necesidades, con un presupuesto alto.

Otro buen diseño de este fabricante español que destaca por lo bien que se adapta a las necesidades que puedas tener en calma de dolores y de calentamiento.

Está pensado para ser sólido en ambos casos. Para ello, se puede colocar en forma de calientacamas, proporcionando un nivel de temperatura muy agradable con doble motor de 100 W. La presencia de un protector y de diseño impermeable, facilita que también sea muy cómodo para solucionar dolores musculares.

Dispone de tejido transpirable, así que no tienes que preocuparte por el uso de la manta eléctrica durante periodos de tiempo prolongados.

Tiene unas medidas de 190 x 150 cm, sistema para que se caliente rápidamente y enganche para el colchón que permite ajustar la manta de forma sencilla.

Se calienta rápidamente en un proceso de 5 minutos y es posible lavarla en la lavadora o a mano para que siempre esté limpia.

PROS
  • Gran potencia: está preparada para ofrecer un rendimiento de alto nivel
  • Sencillez: la manta se coloca con facilidad en el colchón
  • Uso instantáneo: tiene una gran velocidad en el proceso de calentado
  • Soluciona dolores: beneficia a los músculos para eliminar molestias y dolencias
  • Suavidad: el tejido con el que está fabricada es de una microfibra muy suave
CONTRAS
  • Precio mejorable: el coste podría estar un poco más ajustado
  • Control incómodo: su mando no es muy versátil
Ver oferta en Amazon

9. Manta eléctrica Daga súper acolchada

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren aliviar los dolores de malas posturas mediante una manta eléctrica, con un presupuesto medio-bajo.

Los dolores que generan las malas posturas se pueden aliviar con el uso de esta manta eléctrica que es especialmente cómoda debido a su tecnología y diseño súper acolchado.

La versatilidad de su diseño ergonómico permite que la coloques en las posiciones de tu cuerpo más sensibles, aquellas en las que sufras dolores y que necesiten un poco de apoyo con terapia de calor.

Su motor de 100 W facilita una potencia que se puede definir en cuatro niveles distintos, un aspecto que viene muy bien en los momentos en los que necesites el calor en diferentes partes del cuerpo.

Se calienta con rapidez en solo 5 minutos, mientras que se puede configurar un apagado automático que se producirá a las 8 horas de actividad.

El acolchado lo hace muy cómodo y su funda de tejido lavable permite que la manta eléctrica siempre esté en buen estado.

PROS
  • Fácil ajuste: se coloca muy bien en la mayor parte del cuerpo
  • Medidas generosas: tiene un ancho superior al de otros modelos de la misma marca
  • Protección: está dotada de un alto nivel de seguridad
  • Elimina dolores: reduce todo tipo de molestias en la zona lumbar
  • Buen mando de control: incluye un indicador de la intensidad seleccionada
CONTRAS
  • Tamaño mejorable: podría ser más grande
  • Funda poco atractiva: su diseño no es muy llamativo
Ver oferta en Amazon

10. Manta eléctrica Daga EP

Ver oferta en Amazon
Recomendado para...
Personas que quieren solucionar sus dolencias con varios niveles de temperatura, con un presupuesto bajo.

Las bajas temperaturas no son agradables para nadie, pero es fácil poner remedio a los problemas derivados de ellas a través del uso de mantas eléctricas como esta.

Esta manta eléctrica ha sido fabricada con la intención de ser la solución tanto para el frío como para las dolencias y molestias que puedas sentir en tus músculos. El estrés o las contracturas del día a día se verán aliviadas con eficacia.

Cuenta con tres niveles de temperatura distintos y un temporizador automático que produce la desconexión del equipo cuando han transcurrido 90 minutos.

Está dotado de una superficie de PVC impermeable que ayuda, por ejemplo, si la manta se mancha con cremas terapéuticas que utilices para combatir los dolores.

Su funda, por su lado, es de microfibra, ayudando a que la sensación de contacto sea muy suave y que proporcione relajación desde el primer momento en el que te la pongas por encima.

PROS
  • Conexión separable: lo que aporta gran versatilidad y facilidad de limpieza
  • Alta durabilidad: su acabado de PVC le aporta resistencia añadida
  • Muy rápido: se calienta con rapidez
  • Funda de calidad: está fabricada en microfibra, es suave, agradable y se puede meter en la lavadora
  • Seguridad: fundamentada gracias al sistema de apagado automático
CONTRAS
  • Control mejorable: la palanca de control podría tener mejor diseño
  • Calor medio: queda margen para que tenga un nivel superior
Ver oferta en Amazon

Comparativa de almohadillas eléctricas Daga

PRECIO PROS
CONTRAS
1. Manta eléctrica Daga E2P Flexy Heat 31,92 €
Ver en Amazon
  • Higiénica
  • Muy práctico
  • Conexión separable
  • Personalización
  • Durabilidad
  • Calor reducido
  • Incómodo
2. Almohadilla eléctrica Daga Flexy-Heat Colors 2 30,27 €
Ver en Amazon
  • Suavidad
  • Sencillez
  • Ajustable
  • Rápido
  • Seguro
  • Calor limitado
  • Poco intuitivo
3. Manta eléctrica Daga N2 39,63 €
Ver en Amazon
  • Gran rapidez
  • Ajustable
  • Seguridad
  • Higiénico
  • Transpirable
  • Desconexión inflexible
  • Diseño
4. Manta eléctrica Daga Softy Plus 3757 91,19 €
Ver en Amazon
  • Suavidad
  • Uso instantáneo
  • Efectiva
  • Calma dolores
  • Higiénica
  • Incómoda
  • Autoapagado limitado
5. Almohadilla eléctrica Daga L2 52,99 €
Ver en Amazon
  • Buena fabricación
  • Control sencillo
  • Rapidez
  • Calor terapéutico
  • Protección
  • Calor insuficiente
  • Mucho brillo
6. Manta eléctrica Daga FX CIE 39,95 €
Ver en Amazon
  • Uso sencillo
  • Calor multizona
  • Saludable
  • Seguridad
  • Higiénica
  • Uso en la cama
  • Calor justo
7. Manta eléctrica Daga NCD 51,55 € (51,55 € / ct)
Ver en Amazon
  • Calma dolores
  • Impermeable
  • Limpieza fácil
  • Temporizador
  • Colocación sencilla
  • Calor medio
  • Potencia mejorable
8. Manta eléctrica Daga Flexy-Heat CMN Protect 114,28 €
Ver en Amazon
  • Gran potencia
  • Sencillez
  • Uso instantáneo
  • Soluciona dolores
  • Suavidad
  • Precio mejorable
  • Control incómodo
9. Manta eléctrica Daga súper acolchada 42,99 €
Ver en Amazon
  • Fácil ajuste
  • Medidas generosas
  • Protección
  • Elimina dolores
  • Buen mando de control
  • Tamaño mejorable
  • Funda poco atractiva
10. Manta eléctrica Daga EP 33,12 € (87,39 € / kg)
Ver en Amazon
  • Conexión separable
  • Alta durabilidad
  • Muy rápido
  • Funda de calidad
  • Seguridad
  • Control mejorable
  • Calor medio

¿Qué manta eléctrica Daga comprar? Guía de compra

No es fácil tomar una decisión de compra entre las distintas mantas eléctricas de Daga, ya que algunos modelos difieren entre sí por pocas características.

Por ello, te recomendamos que te fijes en los siguientes detalles:

Tamaño de la manta eléctrica

En términos de tamaño, principalmente hay dos posibilidades a valorar antes de hacer la adquisición de la manta. La primera de ellas es que tengas la intención de usar la manta mientras estás sentado en el sofá o en otros momentos de relajación. Esto también incluye que la manta la tengas pensada para aportar calor a músculos que se encuentren doloridos. De ser así, necesitarás una manta de tamaño compacto y manejable.

La otra de las posibilidades es que quieras la manta para dormir. En ese caso, tendrás que recurrir a los modelos de mayor tamaño. Al mismo tiempo, estas mantas eléctricas son las que tienen un sistema de fijación que ayudan a que se coloquen con sencillez entre el colchón y la sábana.

Uso de temporizador

Hay mantas sencillas que solo tienen un sistema de desconexión automático, así como el botón para apagarlas. En este caso tendrás que basarte en ese periodo de tiempo de seguridad, el cual suele ser de 90 minutos.

No obstante, hay mantas eléctricas que tienen más facilidad de configuración, con periodos de 45 minutos, 60 minutos o incluso de mayor duración.

También hay mantas que tienen un periodo de desconexión automática que se fija en 8 horas, lo cual es un muy buen añadido para personas mayores que necesitan la manta para poder dormir calentitos durante la noche.

Comodidad

Por lo general, todas las mantas se fabrican teniendo en mente que van a ser utilizadas para que las tengas cerca de tu pijama o de tu cuerpo. Eso implica que disponen de un alto volumen de suavidad y que resultan agradables al contacto. La comodidad también se valora en base a la disposición de ese sistema de sujeción del que te hemos hablado antes o de la presencia de correas y velcro para que sea más fácil usar la manta en distintas posiciones.

La conveniencia de las mantas eléctricas se ve beneficiada también de la presencia de cobertura de PVC, lo que ayuda a que sea una superficie impermeable. Lo positivo de esta característica es que permite el uso con cremas terapéuticas o hidratantes sin que haya que temer por la condición de la herramienta.

Volumen de temperatura

Las mantas eléctricas disponen de reguladores de temperatura para que puedas seleccionar el volumen de calor que quieres aplicar en cada momento.

Es posible que, para calmar un dolor, quieras una temperatura media, mientras que si tienes frío, estés buscando la máxima.

Dependiendo del modelo de manta eléctrica, podrás encontrarte un número determinado de niveles de calor entre los que elegir.

Velocidad de calentado

Las mejores mantas eléctricas de la marca Daga disponen de un sistema de calentado rápido que permite comenzar a sacarles partido de forma inmediata. Así, están preparadas para que se calienten en un periodo de solo 5 minutos. Eso garantiza que, hasta en las noches de invierno más frías, puedas recurrir a la manta y encenderla con máxima inmediatez cuando estés pensando en irte a dormir o echarte una siesta.

Preguntas frecuentes antes de comprar una almohadilla eléctrica Daga

A continuación, vamos a resolver algunas de las dudas más frecuentes que se suelen tener en relación a estas mantas eléctricas.

¿Calientan las mantas eléctricas Daga actuales como las antiguas?

Hay una eterna discusión en este sentido. Es posible que recuerdes mantas eléctricas de esta empresa española de hace 30 años que tenían un nivel de calor extremadamente alto. La cuestión es que era demasiado alto y podía exponer a situaciones incómodas o incluso peligrosas.

Las mantas eléctricas actuales de Daga, así como las de cualquier otro fabricante, se ajustan a la normativa actual sobre el nivel de calor que pueden proporcionarte. En este sentido, se puede constatar que las mantas eléctricas de esta marca ofrecen el máximo nivel de calor permitido.

¿Puedo quedarme dormido usando una manta eléctrica?

No hay problema. Es bastante habitual. Como son tejidos que reparten el calor de manera uniforme, se convierten en una alternativa ideal a encender la calefacción durante toda la noche, algo que resulta mucho más caro. Para dormir con la manta, lo único que tienes que hacer es colocarla entre el colchón y la sábana y dejar que el sistema de apagado automático se ocupe de desconectarla cuando haya pasado el tiempo en cuestión. Eso evitará cualquier incidente.

¿Qué tipos de dolor pueden calmar las mantas eléctricas?

Los dolores que más alivian habitualmente son los que se encuentran localizados en la espalda y el cuello. Su correcta colocación puede tener muy buenos resultados si se aplica en periodos de tiempo reducidos que puedan hacer que el calor entre profundamente en el cuerpo.

Por otro lado, también son un sistema de calor conveniente en el caso de sufrir dolores menstruales intensos. La aplicación de calor está considerada como uno de los métodos menos invasivos y de mayor eficacia en este tipo de casos.

¿Son las mantas eléctricas fáciles de usar?

No tienen ningún tipo de complicación. Por lo general, cuentan con un botón para encenderlas y otro que permite regular el volumen de temperatura. Hay casos en los que también es posible pulsar un botón adicional que sirve para ajustar el temporizador.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 2 Promedio: 5)